Su cuerpazo es más que suficiente para seducir al entrenador

Su cuerpazo es más que suficiente para seducir al entrenadorDesde el primer momento que Capri Cavanni conoció a su entrenador personal, se le metió entre ceja y ceja seducirle y la verdad es que no lo tuvo nada difícil. Bastó con ligárselo utilizando su espectacular cuerpazo y, sobre todo, sus perfectas tetas operadas, para conseguir su objetivo y recibir una intensa follada que la llevó al más placentero de los orgasmos.